Elegir nuestro sistema de calefacción I - Calefacción Eléctrica

Emisores térmicos, radiadores de aceite, calentadores radiantes o infrarrojos y termoventiladores. Con el invierno a las puertas, muchos pensamos en diferentes formas de hacerle frente, por lo que empieza el dilema ¿Qué sistema es mejor? La respuesta es sencilla: El mejor sistema es el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

En esta entrada intentaré resumir los más comunes y utilizados sistemas de calefacción eléctrica, la principal ventaja que tienen es la escasa o inexistente instalación necesaria, con una base de enchufe es suficiente, no necesitamos otros medios, solo corriente eléctrica para su uso.

 

Estufas, braseros o calentadores radiantes (infrarrojos):

estufa infrarrojo
infrarrojo


Son los más comunes por su portabilidad, solo es necesaria una toma de corriente para su uso y por su bajo precio a la hora de adquirirlo. Hay una gran variedad en los que a modelos se refieres (halógenos, cuarzos…) pero su funcionamiento es similar, los materiales empleados “no son conductores perfectos” por lo que la resistencia que ofrecen estos al paso del fluido eléctrico hace que se caliente y esta energía se disipe en forma de calor.

Suelen disponer de varias resistencias de potencias diferentes, pudiendo combinarlas para nuestra elección, esto no implica elegir la temperatura de la estancia que vamos a disfrutar, solo que podremos seleccionar la potencia que vamos a consumir y el calor que recibiremos a cambio. Es una buena opción en espacios “pequeños” ya que la transmisión de temperatura es directa y focalizada, no acondiconan bien el ambiente. Son propensas a quemar por contacto.

Ultimamente son comunes verlos en espacios abiertos como terrazas o carpas devido a su influecia térmica directa que los hacen la mejor opción para tales usos, los llaman emisores o calentadores infrarrojos, que no está mal dicho, pero tampoco es una novedad.

Ventajas:
  • Su precio económico.
  • Son portátiles, no necesitan instalación solo una base de enchufe donde conectarlo.
  • No requieren mantenimiento.
  • Empiezan a transmitir calor muy rápido.
  • Son aptas para su uso de exterior.

Inconvenientes:
  • No calientan bien espacios amplios.
  • Queman por contacto.

 

Termoventiladores:

termoventilador 
Portátiles, económicos  y generalmente pequeños, aunque atemperan muy bien estancias pequeñas, su calor no es tan concentrado aún funcionando con resistencia eléctrica gracias a que disipan su temperatura a través de un ventilador que fuerza el paso de aire para que recircule en la zona de uso. Suelen traer un termostato que interrumpe su funcionamiento cuando logra la temperatura deseada.

Ventajas:
  • Su precio económico.
  • Son portátiles, no necesitan instalación solo una base de enchufe donde conectarlo.
  • No requieren mantenimiento.
  • Empiezan a transmitir calor muy rápido.

Inconvenientes:
  • No calientan bien espacios amplios.

 

Radiadores de aceite:

radiador de aceite 
Funcionan conectados a la red eléctrica, calentando mediante resistencias el fluido interno del radiador (aceite) siendo éste el encargado de la distribución de la temperatura mediante convección. Disponen de una enorme ventaja comparándolos con los de resistencia eléctrica convencional, aún apagados emiten calor residual durante un periodo de tiempo que puede considerarse largo (entre 40min y 1h aprox.) gracias a la temperatura acumulada en el fluido. 

Los radiadores de aceiten suelen disponer de algún tipo de dispositivo termostático que interrumpe el funcionamiento de la resistencia eléctrica interior para aprovechar el calor residual acumulado en el aceite y no tener que estar en calentando todo el tiempo de uso.  En los antiguos estos cortes por temperatura eran para protección por recalentamiento, en los “nuevos” se interrumpe principalmente por confort mediante una sonda de ambiente, pudiendo regular la temperatura de la estancia.

Ventajas:
  • Su precio puede ser económico en comparación con otros sistemas similares (emisores térmicos).
  • Son portátiles, no necesitan instalación solo una base de enchufe donde conectarlo.
  • No requieren mantenimiento.
  • No queman al tacto.

Inconvenientes:
  • Son lentos para calentarse y atemperar la estancia.

 

Emisores térmicos:

Emisor térmico 
Disponen de diversos programadores para poder diseñar nosotros las horas de funcionamiento, las franjas horarias y la temperatura que queremos durante los siete días de la semana. Los emisores térmicos son anclados en la pared de manera muy sencilla mediante tornillos y solo debemos disponer de una base de enchufe cercana para conectarlo.


Hay dos principales tipos:

Radiadores térmicos secos: Estos tienen un funcionamiento inicial más rápido, calentado unas placas metálicas o cerámicas que son las en cargadas de emitir el calor, pero al igual que su inicio es más rápido su apagado también ya que la capacidad de retención de la temperatura solo depende de los materiales de los que está compuestas las placas.

Radiadores térmicos de fluido: Las resistencias interiores calientan un fluido también interno que es el que se encarga de la distribución de calor. Tarda más tiempo en calentar que los modelos secos, pero una vez alcanzada su temperatura de trabajo, el tiempo que es capaz de mantener la energía térmica residual es mucho mayor.

Ventajas:
  • No requieren mantenimiento.
  • No queman al tacto.
  • La instalación es casi inexistente.

Inconvenientes:
  • El precio es elevado en comparación con sistemas similares (radiadores de aceite).

Es un mal común utilizar las palabras “bajo consumo” con los sistemas de calefacción eléctrica, en especial los modelos más nuevos, pero son términos mal usados ya que todos funcionan, directa o indirectamente con resistencias eléctricas y el calor que son capaces de producir depende de la potencia de éstas. Un radiador de 2000W va a consumir lo mismo que una estufa de 2000W, lo único que puede marcar la diferencia es el tiempo de uso y ahí entran en juego los termostatos y la capacidad de retener el calor residual.
Las imágenes usadas son de productos de la marca Orbegozo


¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Compártelo a través de tus redes sociales:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario