Elegir nuestro sistema de calefacción III - Sistemas centralizados

CalorEl tipo de calefacción centralizado va a diferir dependiendo de las necesidades, teniendo un extenso abanico de posibilidades donde elegir. En algunos de los más comunes, tenemos además la posibilidad de usarlo para otras necesidades básicas como el ACS (agua caliente sanitaria) y hacer un mixto con energías renovables reduciendo las facturas considerablemente.

Evidentemente, algo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir sistemas de calefacción centralizados es la considerable obra e inversión que vamos a necesitar. Vamos a repasar algunos de los más usados como los sistemas de caldera de gas natural, chimenea de leña tipo cassette, caldera de biomasa (pallet).

Calderas (cualquier tipo):

Aunque existen calderas que se encargan de calentar el aire mediante convección forzada por una turbina y distribuyendo mediante conductos el calor a las diferentes estancias, no son éstas las que se nos pasa por la cabeza al pensar en calefacción, pensamos en radiadores, suelos radiantes y demás como medio de distribución del calor, ya que las de agua son más comúnes y más versátiles, incluso hay a quien le resulta incómoda la sensación que produce un tiro forzado de aire caliente, además el extender por la vivienda un circuito de conductos, debido a su tamaño, reduce metros útiles del hogar o la altura de los techos, cosa que no pasa con un par de tuberías, que es lo que necesita la distribución del agua. 

El uso del agua para la distribución del calor ofrece otras posibilidades como la combinación con sistemas de energías renovables, como placas solares para el calentamiento del agua, reduciendo considerablemente
el suministro del combustible necesario para la caldera y gracias a la facilidad de almacenaje del agua (a diferencia del aire) y su retención térmica, hace posible mantener más tiempo la temperatura usando el calor residual, reduciendo las horas de uso.

Aunque no todo va a ser desventajas en la transmisión de calor por aire, la rapidez calentando una estancia es mucho mayor que haciéndolo mediante agua, además aunque en calderas de calefacción con distribución por aire hay de todo tipo de combustibles, las más usadas son las chimeneas de tipo cassette y la ambientación y estética que ofrece la llama de una chimenea es un motivo a tener en cuenta a la hora de elegir y no solo eso, en lugares muy frios, existe la posibilidad de que el agua del circuito de calefacción se pueda congelar, por lo que estaríamos sin calefación mientras perdurara y podría producir daños en la instalación. Esto no pasa con la distribución de calor por aire.

Caldera de gas natural Saunier Duval
Saunier Duval

Caldera de gas natural:

La caldera calienta, al paso por un serpentín, un circuito cerrado de agua que se distribuye por los diferentes sistemas transmisión mediante una bomba que puede incorporar la propia caldera. Para el sistema de ACS, la forma de calentar sería igual solo que el circuito de agua sería abierto, llegando desde la entrada general al circuito de agua caliente de la casa y de ahí distribuye a los grifos. Podemos encontrar las calderas de gas principalmente de dos formas de pie o mural, siendo la mural la más cómoda a la hora de elegir su ubicación, simplemente colgada de una pared, pero si la potencia que se va a necesitar  sobrepasa ciertos límites, se hace una opción imposible, principalmente por las dimensiones y el peso, siendo viable únicamente los modelos de pie. Cualquiera de los dos permite el uso combinado de calefacción y ACS, sin necesidad del uso de ningún otro sistema para ello.

Mediante un sistema de control electrónico, podremos elegir la temperatura a la que vamos a disponer del agua para la calefacción y para el ACS, cortando el calentamiento si alcanza/sobrepasa la temperatura de consigna y volviendo a encender si baja, manteniendo una temperatura estable. Se puede programar las horas de calefacción diarias, encendido y apagado y diversas funciones más de programación para su uso.

Ventajas:

  •  Comodidad. No hay que preocuparse del combustible (gas natural) al tener contratado el suministro, siempre lo tenemos disponible.
  • Posibilidad de usarlo conjuntamente con sistemas de energías renovables (placas solares) reduciendo el consumo de gas, pudiendo llegar a ser éste solo de apoyo.
  • Es limpio.

Inconvenientes:

  • Un fijo en la factura del gas natural, se use o no.
  • Necesita mantenimiento y revisiones.

Chimenea tipo Cassette
chimenea cassette

Chimeneas tipo cassette:

Además  de su función explicita de calentar las estancias, otorgan una función estética, esa que solo la llama de una hoguera puede dar, distribuye el calor por convección e incorporan un mecanismo de ventilación encargado de la distribución del calor que se puede orientar con el uso de conductos, llegando así a diferentes estancias del hogar. Estos tipos de chimeneas, gracias a su diseño cerrado, hacen que la combustión sea mucho más homogénea y aprovechen mejor el suministro de madera, disminuye el riesgo de incendio, el olor a humo, la suciedad y son más eficiente en comparación con las chimeneas tradicionales.

Algunos modelos pueden incorporar un sistema de calentamiento para agua mediante un serpentín situado en las paredes de la chimenea, su aprovechamiento puede ser idóneo para la transmisión a zonas más alejadas mediante radiadores, un circuito cerrado de agua y una bomba para su recirculación o para ACS aunque no es recomendable disponer solo de ese sistema ya que deberíamos de tener siempre la chimenea encendida para su uso, cosa que puede parecer impensable en algunas estaciones del año.

Pueden ser insertables en chimeneas tradicionales ya existentes en el hogar.

Ventajas:

  • El valor estético añadido.
  • Un calentamiento rápido de las estancias.
  • La leña es barata comparándola con otros tipos de combustibles.

Inconvenientes:

  • Necesitan mantenimiento, su limpieza de ceniza y hollín es muy periódica.
  • Se necesita un lugar amplio y seco para el almacenamiento de leña.
  • Hay que tener presente el suministro de leña para no quedarnos sin ella en el momento menos indicado.

Pallets
pallets

Caldera de biomasa (pallet):

La palabra “biomasa” es muy genérica, se refiere a una fuente de energía natural, orgánica y renovable, la leña también es considerada biomasa. Ahora mismo el uso de otros medios residuales orgánicos ha dado paso al conocido pallet, fabricado de restos forestales, huesos de aceitunas, cascaras de frutos secos, excedentes de la industria maderera, etc. Todo uniforme y prensado, es un producto renovable, ecológico y más económico que los combustibles fósiles (gas).

El quemador prende el pallet que se vierte automáticamente desde un depósito superior que dispone, la llama resultante calienta un serpentín por el que circula el agua de igual manera que las calderas de gas natural, es útil tanto para la calefacción como para el ACS,  tras la combustión del pallet queda la ceniza, que también de forma automática cae a una bandeja de la que debemos ocuparnos de la recogida, aunque es escasa y puede darse en contadas ocasiones al años, no es tan periódica como en las chimeneas de leña debido a que la combustión es mucho más efectiva. Dispone de panel de control donde programar el encendido, apagado, temperatura, etc.

Hay que tener cuidado con el almacenaje del pallet ya que es muy susceptible a la humedad y de verse afectado, puede suponer la pérdida del suministro y obligar a una nueva adquisición.

Ventajas:

  • Ecológica y renovable.
  • Posibilidad de usarlo conjuntamente con otros sistemas de energías renovables como placas solares.

Inconvenientes:

  • Necesita mantenimiento.
  • Es necesario un lugar de almacenaje MUY seco y amplio para el pallet.
  • Hay que tener presente el suministro de pallets para no quedarnos sin él en el momento menos indicado.
<<<< Elegir nuestro sistema de calefacción I - Sistemas eléctricos
<<<< Elegir nuestro sistema de calefacción II - Calefacción o estufa de gas


¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Compártelo a través de tus redes sociales:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario