Decoupage y un cabecero


cabecero terminadoEn este caso lo que tenemos es el cabecero de una cama/cuna. En principio fue blanco y se “personalizó” para la niña con un color rosa fucsia ahora queremos dar un paso más y hemos decidido usar la técnica del decoupage en él.

En algunos sitios para esta técnica de decoración emplean o recomiendan emplear una mezcla de cola y agua para la fijación del papel, pero a mí no me ha dado buenos resultados nunca.

Para el quien no sepa de qué va el decoupage, le diré que esto es una forma de decoración mediante el uso de papel o tela en diversas superficies, mayoritariamente en maderas o vidrios mediante fijación con un adhesivo. Aquí os dejo algunos magnificos ejemplos:


mueble decorado con decoupage
imagen de www.rugsandblinds.com
sillas decoradas con decoupage
image de www.bricolajeydecoracion.com

El secreto está en el que el material que vayamos a usar sea lo suficientemente fino como para que no se note borde y parezca del propio mueble u objeto en el que trabajemos. En el cabecero que nos ocupa, es bastante más fácil, ya que cubriremos toda la superficie interna con un solo pliego, no a modo de collage y los bordes quedan a ras del marco.

Materiales:

  • Tijeras: Para cortar el papel según lo que vayamos a necesitar.
  • Cutter: Para cortar los sobrantes de papel.
  • Lija de grano fino: Para preparar la superficie. En este caso por la capa de pintura que ya le dimos en su momento.
  • Paño: Húmedo para limpiar la superficie después de lijar y otro seco para sacar las posibles pompas del papel.
  • Brocha: Para aplicar adhesivo y/o barniz.
  • Papel: En este caso se trata de papel de regalo.

Primero preparamos la superficie lijándola y retirando todo el fondo fucsia posible. Normalmente en el decoupage, que se vea y se unifique el fondo con la imagen está bien, de hecho se trata de eso, que parezca que forma parte del mueble u objeto, pero prácticamente lo que pretendemos es cubrir esa zona, el papel es bastante opaco y no queremos que se transparente y la imagen pierda parte de color, incluso me atrevo a decir que “nos la hemos jugado” y quizá deberíamos haber aplicado un fondo blanco.

lijando la superficie

Una vez lijada, cogemos un paño húmedo, limpiamos la superficie y después la secamos.

Hemos cortado un trozo de papel algo mayor al tamaño de la superficie donde se va a colocar, vamos presionando en los bordes del contorno y con el cutter cortamos el sobrante, para esto una regla puede venir bien si la colocamos en el borde y la usamos de apoyo.

papel

cortando papel con cutter
Nota: cuidado con las esquinas y el cutter.
Una vez cortado y situado en su lugar ya nos vamos haciendo una idea del resultado final. Ahora levantamos parte del papel para ir aplicando el adhesivo.

barniz
Como dije antes, la mezcla de cola y agua no me ha ido bien, existen fijadores para el decoupage para según qué superficie. Nosotros hemos usado el propio barniz como adhesivo, aplicamos sobre la superficie del cabecero donde hemos levantado el papel y después lo bajamos, colocamos con cuidado y seguimos haciendo lo mismo con el resto. Una vez lo tengamos usamos un paño seco presionando sobre el papel ya fijado desde el centro hacia afuera para sacar las pompas de aire que se pueden formar.

Y ya lo tenemos listo ¿fácil verdad? Lo único que nos queda es dar barniz sobre la zona trabajada para proteger el papel, en nuestro caso barniz brillante.

aplicando barniz

Espero os guste y os ayude a decidiros si tenéis la intención de dar un nuevo aire a algún mueble que requiera de otra oportunidad.
 

¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Compártelo a través de tus redes sociales:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios :