Ahorrar energía prestando atención a las ventanas

ventanas

Las ventanas son una parte fundamental de nuestro hogar, aportan luz natural, ventilación y radiación solar y ahorrar energía mediante el buen uso o una correcta elección de nuestras ventanas no es ningún secreto, son un factor muy influyente a la hora de calcular las cargas térmicas del hogar, en perjuicio o beneficio de los sistemas de calefacción y/o climatización por lo que una buena elección en caso de hacer reformas en casa y un consciente uso, puede suponer una disminución en nuestras facturas.


Acristalamiento:

De ello dependerá gran parte del aporte o pérdidas térmicas que se produce en casa. Cuando se habla de aislamiento térmico, nos referimos a la capacidad de mantener la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior, cuanto mayor sea la eficacia, menor será el coste que genera los sistemas de calefacción o aire acondicionado.

  • Acristalamiento simple: Es el más tradicional y común, pero dependiendo del espesor su influencia variará. Un espesor mayor proporciona un mejor aislamiento y refleja y absorbe mayor radiación solar.
  • Acristalamiento doble: Dispone de dos vidrios con una cámara de aire entre ambos, el aire actúa como otro aislante y gracias a la cual ofrece un mayor aislamiento.
  • Acristalamiento doble reforzado: Igual que el anterior, solo que la cámara no dispone de aire, en su lugar se encuentra un gas más denso (argón) lo que proporciona mejor aislamiento, es el más recomendado para los lugares más fríos.
Parte de los rayos solares transmiten calor al interior y provocan el llamado efecto invernadero dentro de la vivienda. Para zonas muy acusadas por el sol, existen vidrios coloreados, que sin evitar la entrada de luz, si logran reflectar mayor índice de rayos solares, logrando un menor calentamiento de las estancias.

Herrajes:

El material del que estén hechos los herrajes de las ventanas también influirá sobre el rendimiento. Los metales son buenos conductores y transmiten la temperatura entre el exterior y el interior (y viceversa) de forma más eficiente que otros materiales como PVC o madera al igual que los colores, siendo los colores claros los que menos calor absorben.

Controlar el buen cierre de las ventanas también afectará para mantener un hermetismo, evitar corrientes y en consecuencia, pérdidas. Los cierres de hojas abatibles y los batientes son los que mejor hermetismo ofrecen, pero puede molestar en las aperturas, especialmente si hay paredes cercas o incluso con las cortinas y el control de la apertura es menor que las correderas.

Ventilación:

Otra cuestión a tener en cuenta es la propia ventilación del hogar, eligiendo las horas más propicias para ello, según la estación del año en la que nos encontremos podremos hacer de manera eficiente esta tarea. En épocas de calor hacerlo durante las primeras horas y las últimas, cuando la temperatura es más fresca, en épocas de frio, en cambio, las horas más propicias son las de medio día.

Durante el periodo de ventilación, apagar los sistemas de calefacción o aire acondicionado o será un desperdicio energético.

“Recordar que en la ventilación de las estancias con diez minutos es suficiente”
Un buen uso de las ventanas y una elección acorde nos puede proporcionar un ahorro de entre un 10% y un 40% de las facturas dedicadas al acondicionamiento y confort del hogar.


¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Compártelo a través de tus redes sociales:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

  1. Hace unas semanas leía que el US Departament of Energy, un organismo público similar a nuestra Secretaría de Estado para la Energía, indicaba que cerca del 40% del calor no deseado en una vivienda, entra a través de las ventanas. Una medida muy efectiva y sencilla de aplicar es la de instalar láminas de protección solar en las ventanas. Ventajas: Rechazan cerca de un 80% de ese calor, dejan pasar la luz al interior, son transparentes y podemos ver el exterior perfectamente, algunas proporcionan privacidad evitando miradas desde el exterior, reducen la decoloración porque filtran el 99% de UVA, en caso de rotura accidental del vidrio los trozos rotos seguirán pegados a la lámina y se evitarán males mayores, su mantenimiento es la limpieza que haríamos al vidrio, pueden durar en interior cerca de 20 años...Inconvenientes: son unas completas desconocidas y todo el mundo las asocia a las láminas de los vehículos.

    ResponderEliminar
  2. se me olvidaba. Al reducir el calor que llega con la luz, permitimos que el aire acondicionado trabaje con temperaturas más racionales durante menos tiempo. No es lo mismo enfriar una estancia que está a 33ºC que si tenemos que enfriarla estando a 26ºC. El ahorro en electricidad lo veremos en la factura cuando nos llegue el próximo recibo, pero el confort es inmediato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio, llegado el momento escribiré al respecto y tendré que mirar esas láminas, no es la primera vez que escucho (en este caso leo) sobre ellas, procurare buscar información y haber si tengo ocasión de verlas para hacerlo con más propiedad.

      Muchas gracias nuevamente. Saludos.

      Eliminar