La caja de herramienta, una más en casa


Contar con un conjunto de herramientas apropiadas en casa puede ser indispensable para poder dar solución a según cual traspiés y salir del paso solucionando el contratiempo con efectividad.

Puede resultar complicado formar o enumerar un conjunto de herramientas que nos pueda resultar apropiado y puede resultar incluso muy personal, pero entre otra cosas, en Yo Esto Lo Hago intentamos ayudar a solventar algunos de los más comunes problemas que podemos encontrar en nuestro hogar, por lo que vamos a probar.


Algunas herramientas podemos considerar básicas, como puede ser un juego de destornilladores, de distintos tamaños, puntas plana y puntas de estrella, martillo, cinta métrica, nivel y taladro con brocas. Este pequeño grupo de herramientas se pueden considerar necesario para cualquier pequeño trabajo, desde instalar una cortina, una lámpara de techo o un cuadro, terminaremos necesitando alguna de estas herramientas si queremos realizarlo por nuestra cuenta.
herramientas

También podemos disponer de herramientas para trabajos más específicos, pero ideales para el mantenimiento de casa como puede ser la llave inglesa para cualquier trabajo de fontanería, es menos precisa que un juego de llaves fijas, pero más socorrida. Alicate universal, (muy útil en diferentes tipos de trabajos) alicate de corte para trabajos sobre todo eléctricos y un comprobador, para poder guardar alguna seguridad con la electricidad. Con estas herramientas unidas algunas de las anteriores y algo de confianza, podemos realizar diferentes trabajos como sustituir una base de enchufe que se encuentre deteriorada o cambiar el filtro (difusor) del grifo de casa.

Aquí podíamos concluir con una caja de herramientas muy básica pero con la que en el hogar nos podríamos defender perfectamente:

  • Juego de destornilladores, distintos tamaños y puntas (plana/estrella)
  • Martillo
  • Cinta métrica
  • Nivel
  • Llave inglesa
  • Alicate universal y de corte
  • Comprobador eléctrico
  • Taladro y brocas

A esta pequeña lista quizá añadiría un poco de teflón, un sopapo para los desagües y algo de cinta aislante y como decía la caja de herramienta puede ser muy personal, por lo que aquel que le guste y no le de miedo la carpintería, en su caja de herramienta un serrucho, algo de lija y una caja para ingletes será muy fácil de ver.

Lo ideal al ir adquiriendo herramienta, puede ser no hacerlo todo de golpe e ir comprando poco a poco, conforme las necesidades vayan apareciendo, pero una buena caja de herramientas bien formada, cuidada y de calidad puede durarnos toda la vida y la tendremos siempre lista en el momento necesario.

Conservación:

Para la conservación de nuestra caja de herramienta tenemos que tener claro que el lugar de almacenaje debe estar libre de humedades, esta puede afectar y deteriorar las herramientas hasta el punto de dejarlas inservible, limpiarla después de su uso también es una buena costumbre para que su duración perdure.

Para herramientas que son metálicas y no se usen demasiado, se pueden untar con un poco de aceite, esto logrará una mejor conservación. Otra buena costumbre con aquellas herramientas que su uso sea más esporádico puede ser almacenarla con su funda protectora aun estando introducidas en la caja de herramientas.
 

¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Compártelo a través de tus redes sociales:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario