Hacer unos zancos con latas


hacer zancos con latas

Pocas cosas hay como la cara de un niño cuando está disfrutando y pasándolo bien, si además añadimos la satisfacción de que aquello con lo que se está divirtiendo lo hemos hecho nosotros... que se puede decir!!


Hacer unos zancos reciclando latas vacías es un proceso sencillo, un juguete de los de toda la vida, tanto es así, que los ojos de la abuela abiertos de par en par, esbozando una sonrisa mirando a los niños jugar, mientras decía: ¡con zancos así jugaba yo de niña! No dejaba lugar a dudas y los niños no han parado de jugar.

Necesitamos:
materiales

Dos latas vacías: Limpias y de un tamaño adecuado para que puedan apoyar la mayor parte de sus pies.

Cuerda: Con un grosor adecuado para no molestar al agarrarla.

Clavo, punzón o un viejo destornillador con la punta estropeada: Para perforar las latas.

Martillo: Para golpear el punzón.

proceso

A las latas, le hacemos dos orificios, uno a un lado y otro en el opuesto, cerca del fondo, para ello yo he usado un viejo destornillador y con el martillo, le he dado un golpe seco para poder perforarla.

Cortamos dos trozos de cuerda, uno para cada lata, de igual tamaño. De manera que, una vez colocada en su sitio, quede a una altura algo mayor de la cintura del niño y así pueda sujetarla con mayor facilidad.

Introduce cada extremo de la cuerda en un orificio y anuda en el interior de la lata para que no salga. Si el agujero es pequeño para el grosor de la cuerda, con el destornillador (en mi caso) hondas un poco y gira para poder agrandarlo.

Y ya están listas. Como dije, es muy sencillo, pero muy eficaz para tener a los niños entretenidos.
Zancos con Latas

Yo les he dado un poco de color, eran varios amigos y con eso evitábamos problemas. Dejarlos con el color de las latas, dar un poco de pintura para cambiarles el aspecto o decorarla como queramos, son elecciones que podemos tantear, pero en lo que no vamos a fallar, es que los juegos de toda la vida, los de nuestra infancia, nuestros padres o nuestros abuelos, siguen siendo divertido para los niños hoy también.

Si tienes los materiales a mano, te animo a que pruebes. No se tarda ni quince minutos en hacer unos zancos con latas, una tarde soleada en la plaza o en el parque y los niños estarán horas jugando con ellos y si son varios amigos, mejor.
 

¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Comenta y compártelo a través de tus redes sociales:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario