Proceso reciclado de una caja de frutas a caja de juguetes con ruedas

reciclado de caja de frutas

El reciclado de las cajas de frutas parece estar de moda al igual que pasa con los palets y yo con varias ahí reservadas (no se ya de cuándo) y mi mujer ¡¡riñendo!! Cuando solo soy precavido…

La verdad que recogí las cajas de la frutería con muchas ideas en la cabeza pero poco tiempo para llevarlas a cabo, por lo que el momento apremiaba su uso, “maquear” una caja de fruta para reutilizarla como caja para los juguetes.


Lo cierto es que ya a la caja le hice pasar por un previo, dado que la primera intención era poder recoger la ingente cantidad de muñecos pinypon de mi hija y sus minúsculos y excesivos complementos, por lo que el fondo, que era de listones, tuve que cubrirlo con un solo panel y así evitara que esas pequeñas piezas se salieran.

Una vez aquí, la idea es que pueda deslazarse sin arañar la tarima del suelo, por lo que había que añadirle ruedas y ya puestos, cambiarle un poco el aspecto ¡que es para niños!

De caja de frutas a caja para juguetes:

Proceso reciclado caja de frutas

Para ello he usado un listón de madera que tenía rodando por casa de 20x20. Corté cuatro trozos del ancho de la caja y los uní de dos en dos con cola y la ayuda de unos sargentos, para que me ofreciera una superficie válida para el soporte de las ruedas, si los hubiera tenido que comprar, hubiesen sido de 20x40.

Pasé la caja por un poco de lija, ya que era muy tosca. Y fui preparándola con un poco de imprimación.

Con la imprimación seca y los listones ya pegados, era momento de tomar medidas para unirlo. Me aproveché de los listones cruzados del fondo de la caja como guía para los soportes de las ruedas, pero las medias tenía que traspasarlas al interior. Primero la separación a la que iba a ir el soporte y luego el lugar donde van los tornillos que lo sujetan a la caja, en mi caso he procurado, pese a que los listones del soporte están encolados entre sí, que cada tornillo (de 15mm de largo) quede en el medio de cada uno.

Ahora, imprimación también a la zona inferior y soportes. Una vez seco, le tocó el turno a la cinta de ferretero y a la pintura, para dar un poco de color. Se podría haber usado otros medios para su decoración como bien pudiera ser el decoupage, pero… había que acabar!! Mi hija estaba impaciente y parecía tener ganas de meter las manos en faena y herramientas varias, acabaron apareciendo en su cuarto, por cierto, otro día quizá hable de TV porque ahora parece que la de su habitación no funciona…

Todo seco, mi frente y la pintura de la caja también, le doy la vuelta y tomo medidas desde el extremo de los listones de madera que hacen de soporte para las ruedas, unos centímetros de separación en los cuatro lados, marco y atornillo las ruedas, de 360°. ¡Se terminó! Y dado que ahora es mi hijo pequeño el que le quita a la hermana la caja para correr por el pasillo como si fuera un híbrido entre monopatín y coche, creo que me toca hacer otra… menos mal, tengo algunas más guardadas, lo que yo diga: precavido.


¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Comenta y compártelo a través de tus redes sociales:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario