Cómo mantener y reparar un destornillador

Repara un destornillador


¿Hay alguna herramienta más básica y fundamental para cualquier trabajo de bricolaje que un destornillador? La respuesta es muy simple: No. El destornillador es la herramienta por excelencia para empezar con nuestros propios arreglillos en casa, sin desmerecer al resto, pero se necesita hasta para cambiar la pila de los juguetes del niño.

Podríamos empezar con una pequeña guía para el buen uso del destornillador:

- No es aconsejable utilizarlos con el mango en mal estado.

- No usar un destornillador con la punta en mal estado (redondeada, muy afilada, mellada...) esto dificultará o imposibilitará su uso e incluso podría dañar la cabeza del tornillo, dificultando enormemente la extracción.

- El vástago del destornillador no debe estar torcido, imposibilitará un buen apriete o afloje.

- No se usa el destornillador como cincel o palanca.

- Los mangos deben ser aislantes y el vástago también (excepto la punta, por su puesto) si su su uso es para trabajos eléctricos.

- Usa destornilladores de un tamaño y tipo de punta adecuado al tornillo para evitar daños al destornillador y/o tornillo.
...

Bueno, podríamos seguir así un rato, la verdad es que ¿Quién ha cumplido siempre las que se han nombrado? Porque yo te aseguro que no, especialmente con la de la palanca, pero después toca lo que toca, si se daña y es posible, repararlo y prometerle tratarlo con más cariño para la próxima vez.

Reparar el destornillador:



Punta:
Vamos por partes y centrarnos en los de uso más común: Punta de estrella y punta plana. No es difícil de entender que la posibilidad de reparar un destornillador de punta plana y que acabe bien es, cuanto menos, notablemente superior si lo comparamos a los de punta de estrella, pero si ya está estropeado ¿Qué más da probar? Si no sale bien, siempre podemos crear... un punzón?

Vamos a empezar por la punta, por lo general es lo primero que se daña, para repararla una lima metálica nos será de gran ayuda para recrear la forma original. Como he dicho antes, en los de punta plana será más sencillo, pero si disponemos de una lima lo bastante pequeña es posible usar sus cantos para alargar la vida del destornillador de estrella también.

Si el daño es muy severo, quizá el uso de una piedra para afilar será de mayor ayuda y por supuesto, descartamos al destornillador de estrella.

Eso sí, es importante tener cuidado de no afilarlo mucho para evitar que se debilite al igual que calentarlo por la fricción.

Alguno/a con experiencia que esté leyendo esto puede pensar: ¿Porqué no recomienda la amoladora (radial)? he de reconocer que yo la he usado para esto e incluso afilar puntas de brocas para metal, pero no lo puedo aconsejar por pura razón de seguridad.

Enderezar el vástago:
Para esto poca solución hay, se puede intentar mejorar haciendo palanca en el sentido contrario de la curvatura yo he llegado a usar el tornillo de un banco de trabajo, presionándolo para intentar dejarlo lo más recto posible, pero no vamos a conseguir un enderezamiento igual al que tenía y seguramente habrá que seguir usándolo para hacer palanca, por ejemplo para abrir latas de pintura :)

Volver a imantar el destornillador:
Muchos de los destornilladores que tenemos por casa, probablemente en su día, eran imantados, pero esta propiedad con el tiempo se desvanece y lo cierto es que especialmente con los tonillos pequeños es de lo más útil.

Existe una herramienta para ello, además suele ser muy económica: el imantador. Con ella se puede volver a imantar un destornillador o desimantarlo, incluso los que no eran imantados cuando los compramos simplemente introduciendo en destornillador en el hueco durante un corto periodo de tiempo.

imantador para destornillador

Para un "desavío" podemos usar un método casero, que seguro en algún momento lo habremos hecho en tiempos colegiales: Un electro-imán. Para ello necesitaremos algo de hilo o alambre de cobre (unos 40cm) y una pila. Enrollamos el alambre de cobre alrededor del vástago del destornillador y colocamos cada uno de sus extremos en los polos (- y +) de la pila durante unos segundos y listo, ya lo tendremos imantado. Como digo, es para un momento ocasional o como curiosidad ya que el engorro quizá no vale la pena.

Venga, a tratar las herramientas con más dulzura!


¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Comenta y compártelo a través de tus redes sociales:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios :

Publicar un comentario