Mantenimiento del lavavajillas

mantenimiento del lavavajillas

El lavavajillas es otro de esos electrodomésticos que nos facilita las labores cotidianas, pero ¿le ofrecemos la atención que se merece?

Como vimos, podemos aportar nuestro granito de arena a la hora de prolongar la vida útil de nuestros electrodomésticos. En el caso del lavavajillas, eso también supone una mejora en el acabado y limpieza de nuestra vajilla.

Cómo mantener nuestro lavavajillas como el primer día:



Ajustar la sal y el abrillantador: Puede parecer que esto solo influyese en el acabado de la vajilla, pero no hay que confundirse, la cal afecta a todo aquello que tiene contacto con el agua, por lo que a más dureza, mayor graduación de ajuste. La regulación será algo fácil de comprobar, dado que si aún está baja, seguirán apareciendo manchas de cal, que como digo, no solo marca o mancha la vajilla, también al interior del lavavajillas.

Prelavar sin vajilla: Es recomendable hacer un prelavado cada cierto tiempo con el lavavajillas en vacío, como remedio casero, podemos usar vinagre blanco como abrillantador vertiendo un baso en su interior. Esto ayudará a mantenerlo limpio y es especialmente recomendable si vamos a estar un tiempo sin usarlo, por ejemplo en periodo de vacaciones.

Retirar los restos de comida: Estaba dudando si añadir esta recomendación o no, por obvia, pero no vendrá mal recordarlo. Esto va a influir en la frecuencia con la que limpiamos el filtro, la dificultad con la que vaciará el agua y lo sucio que pueda quedar, tanto el interior como la vajilla.


Limpiar el filtro: Al igual que en la lavadora, el lavavajillas tiene un filtro que debemos limpiar con frecuencia, aunque este es mucho más visible y accesible, si tenemos dudas y dado a que cada marca y modelo, la situación o forma de retirada es diferente, podemos verlo en el manual de instrucciones del aparato. Si el manual de instrucciones anda extraviado, recuerda que la mayoría de marcas, en su pagina web, en el apartado del servicio técnico, tienen la posibilidad de descargarlo en formato pdf, solo hay que seguir sus instrucciones.

Limpiar los brazos de aspersión: La cal y los restos de alimento también pueden obstruir los inyectores de los brazos de aspersión, por lo que es conveniente controlarlos. El brazo inferior es el más propenso a ensuciarse pero también el más fácil de retirar, generalmente solo hay que tirar de él, sin embargo el superior llevará algún anclaje, posiblemente tornillos. Una vez retirados se pueden inspeccionar los orificios de inyección de agua para limpiarlos y meterlos bajo el grifo.

Con un mantenimiento tan sencillo como este, nuestro lavavajillas hará mejor su trabajo y ayudaremos a que su vida útil sea "un poco más amplia y plena"

¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Comenta y compártelo a través de tus redes sociales:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario :

  1. Estaba buscando otra clase de información sobre lavavajillas (trabajo en servicio técnico), pero me ha encantado leer esto.

    Gracias por esta agradable sorpresa.

    Un saludo,

    Juan.

    Reparación de lavavajillas madrid

    ResponderEliminar