Cómo elegir una bombilla Led

bombilla Led


Hemos hablado en varias ocasiones de las bombillas led, comentado en qué consiste, que ventajas (o no) tienen y algunas peculiaridades como la temperatura de la luz, las cuales nos afecta a la hora de elegir al igual que con otros tipos de luminaria (bajo consumo por ejemplo), pero que no era tan necesario cuando hablábamos de las incandescentes.

Con todo ésto y más, que ahora intentaremos aclarar en la medida de lo posible, elegir una bombilla Led puede llegar a parecer una odisea y es que son muchos factores en los que debemos fijarnos para hacer una elección adecuada.

Más allá de que el Led puede adaptarse mejor a las necesidades de iluminación que podamos tener aportando un abanico más amplio del tipo de luminaria y más versátil (dicroicos extrafinos, tiras de iluminación Led más resistentes, delgadas y flexibles, Led que cambian de color a nuestra elección, etc) , eso lo dejaremos de lado, pese que facilite la instalación o variación del tipo de lámpara que en su día no quedó más remedio que "escoger" por simple necesidad.

¿Cómo elegir una bombilla Led?



Déjate de rollos, al lio!!
- Ya... pero son muchas cosillas...

Empezaremos con la potencia y el consumo en los Led:


Será en lo primero que vamos a pensar  y no es de extrañar, antes nos valía como un indicador de una relativa capacidad lumínica, a más watios mayor potencia y a consecuencia, mayor capacidad lumínica, eso no ha variado, faltaría más, pero la diferencia en consumo entre Led e incandescente es abrumadora y además debemos considerar que en cada modelo y fabricante de Led, las especificaciones de potencia varía y no por ello puedría hacerlo la capacidad lumínica, por lo que no es un dato exacto a tener en cuenta para la supuesta capacidad, más allá de la orientación y el mero consumo, por lo que hay que fajarse muy bien en los lúmenes.


A dos bombillas Led de 7w, una con 60lm/w y otra con 90lm/w, la capacidad lumínica de la primera (7x60=420lm) es notablemente inferior que la segunda (7x90=630lm) aún siendo ambas de la misma potencia.

Algo que también tendemos a confundir, el consumo, dado que tomamos la potencia de las lámparas como consumo eléctrico y no es así, especialmente en las Led o similares que incluyen transformadores de corriente externos o integrados como en las bombillas Led, el cual también tiene un consumo eléctrico. Aquí entra en juego el factor de potencia, un dato de 0 a 1 y que cuanto más cercano a éste último sea, de mayor eficacia será la bombilla Led. Que se quiere decir con eso, que TODAS consumen más de lo que indica el fabricante o en su defecto, la potencia aprovechada es menor que los datos suministrados en sus indicaciones por lo que tienen menor rendimiento (menos lúmenes por W).

Pero como seguimos guiándonos por este dato al sustituir las iluminaria, vamos con una pequeña tabla de equivalencia, como hemos visto, aproximada:

Led Incandescente Bajo consumo
3w 35w 8w
6w 50w 13w
9w 70w 18w
12w 100w 25w
15w 120w 40w

Ángulo de apertura:


Este es un parámetro menos enrevesado y fácil de entender, dado que un ángulo de apertura menor indicara un mayor efecto foco, que puede resultar ideal en decoración para dirigir la atención a un lugar concreto de la estancia pero no si queremos iluminar la estancia en sí, para lo que nos vendrá mejor un mayor ángulo de apertura.

Temperatura de la luz:


Volvemos a enredarnos! La temperatura de la luz hace referencia al tipo cálido o frío de luz que emitirá la bombilla, indicado en grados Kelvin. 

temperatura de la luz

A menos grados Kelvin, más cálida (amarilla) será la luz emitida, ni que decir queda que a más Kelvin, más fría (blanca). Dato más que importante para adecuar el ambiente de cada lugar.

Especialmente cuando ya tenemos alguna instalada en la misma estancia, es importante comprobarlo bien, para no llevarnos chascos con alguna luz blanca y otra día.

Si te interesa conocer un poco más sobre la temperatura de la luz, tenemos un post dedicado AQUÍ.


Resumimos!!


Así resumido, como recomendación antes de elegir una bombilla Led (u otra tipo de luminaria Led) tendremos en cuenta:

Potencia/consumo:
Como hemos dicho puede ser confuso, nos fijaremos en la especificaciones dadas en W, teniendo en cuenta que será la potencia y no por ello el consumo exacto, por lo que es recomendable buscar el factor de potencia (FP) en sus indicaciones y cuando más cercano a 1 sea, mejor, más cercano a los W ofrecidos por el fabricante será (si no aparece el FP indicado en el envoltorio huye!! que por algo debe ser).

Lumenes:
En las especificaciones puede aparecer como dato total (lúmenes de la bombilla) o lúmenes por watios (por lo que nos tocaría multiplicar), pero sabremos que a más lúmenes a mismos W, más capacidad lumínica tendrá la bombilla, por lo que será de mayor rendimiento. Más luz a menos consumo.

Ángulo de apertura:
Eso dependerá de para qué la vamos a usar o donde la vamos a instalar, a mayor apertura mayor espacio iluminado, no será lo mismo un foco dicroico para un pasillo que una bombilla para la lámpara del salón.

Temperatura de la luz:
Cálida o fría, más amarilla o más blanca, elección según el ambiente que se desee en el lugar.

¿Te ha parecido interesante?¿Te ha resultado de utilidad? Comenta y compártelo a través de tus redes sociales:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario :

  1. Lo de los lúmenes se ha convertido en la forma de engañar a los incautos. Hay que tener ojo con eso.

    Reparacion de electrodomestico madrid

    ResponderEliminar